del campo
LibroArgentina

Sindicalismo y peronismo. Los comienzos de un vínculo perdurable

Entre 1943 y 1946, el movimiento obrero y el naciente peronismo establecieron un vínculo que habría de ser perdurable. Según propone Hugo del Campo, los dirigentes sindicales tuvieron en esa etapa un papel activo y primordial, dialogando con un Perón con escasa experiencia en el terreno laboral, aunque esperaba colectar allí gran apoyo. Los dirigentes sindicales nutrieron la nueva coalición con ideas, programa y lenguaje elaborados tras una larga experiencia. Había en ellos confianza en la organización sindical y desconfianza de los partidos políticos “obreros”; vocación por las reformas graduales y voluntad de apelar el estado para realizarlas.

ÍNDICE

Introducción

PRIMERA PARTE: El movimiento obrero hasta 1943

  1. La tradición sindicalista en el movimiento obrero argentino
  2. La clase obrera en una época de transición
  3. El movimiento obrero en la década del 30 (I)
  4. El movimiento obrero en la década del 30 (II)

SEGUNDA PARTE: El movimiento obrero y el coronel Perón

  1. El régimen militar entre la represión y la “justicia social”
  2. La acción de la Secretaría de Trabajo y Previsión
  3. Los discursos de Perón y la redefinición del enemigo
  4. Las respuestas del movimiento obrero
  5. La batalla decisiva
  6. Un partido sindical

Notas